Política de cookies actualizada
En esta página web empleamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies. Puede obtener más información sobre las cookies que empleamos y sobre como limitarlas en nuestra Política de Cookies.
ACEPTO
Excopesa
Buscar en la web
Inicio Sig Sauer P320 X-Five

Sig Sauer P320 X-Five

Fiabilidad para bajar al infierno y volver
Publicada el 27/12/2018 | Comentarios: 0 | Comentar


    Traemos a nuestro blog la nueva propuesta en polímero de aguja lanzada de SIG SAUER, para competir en IPSC e IDPA. El fabricante alemán de origen suizo, vuelve a presentar un arma muy competitiva en otro segmento de pistola, en este caso el de las de competición para tiro dinámico. Está claro, como se suele decir, que SIG SAUER está poniendo toda la carne en el asador para hacerse con una buena cuota de mercado. Lo vimos en nuestro análisis con la P365 y lo volvemos a comprobar con esta P320 X-FIVE aparecida en 2017. Hasta la fecha únicamente está disponible en calibre 9 mm Parabellum.

    Sus argumentos destacados, los que ya se conocen como marca de la casa, fiabilidad a toda prueba y precisión. De hecho, nos hemos servido de un lema comercial empleado por la delegación en EEUU, para subtitular este reportaje “To hell and back reliability“. Aunque hay otros aspectos, que iremos desgranando en las diferentes secciones en las que solemos dividir nuestros artículos.

    Dimensiones y ergonomía

    La primera impresión es que es un arma grande, con armazón de polímero que llena la mano, pero que se siente cómoda y equilibrada. Se percibe desde el primer momento que es una pistola diseñada para la competición. Aunque mantiene algunos de los aspectos de la pistola de servicio de la cual deriva, como por ejemplo el riel picatinny.



    El tamaño es grande, se corresponde con el de una pistola de servicio

    Decimos algunos, porque a diferencia de las anteriores X-Five, que heredaban los armazones de la P226 o P220, en la P320 X-Five que analizamos hay elementos importantes que difieren de la P320 Civil. El armazón es específico de esta versión y de la P320 V-TAC, la empuñadura tiene mayor ángulo, aproximándose al de una 1911. También cambia la inclusión de un rebaje debajo del guardamontes y el rediseño de la rabera, que es más pronunciada. Finalmente, con respecto a las diferencias estructurales, comentar la existencia de un contrapeso interior extraíble, el cual permite cierto grado de corrección de la ligereza inherente al polímero.


    Sus dimensiones son: longitud 216 mm (8,5”), altura 147 mm (5,8”), anchura 41 mm (1,6”) y un peso de 840 g. Llama la atención su corredera cortada en diferentes planos y con varias ventanas en el lomo superior, su intención fundamenta es aligerarla y además mejorar la refrigeración del cañón amartillado en frío de 127 mm (5”). Lo que sí mantiene son los cortes de la corredera, traseros completos y delanteros parciales para realizar la conocido maniobra del “press check”.



    La empuñadura tiene un picado de patrón fino que no resulta una textura muy agresiva, pero al estar implementada en todas sus caras, proporciona un agarre firme.  Esto se complementa con otros dos elementos que ayudan al empuñe: la rabera que permite un agarre alto cerca del eje del cañón con seguridad y el mencionado rebaje en la intersección del canto delantero de la empuñadura y guardamontes. Este empuñe alto como sabemos mitiga la relevación del arma, lo que permite un mayor control y realizar los doble “taps” a mayor velocidad.

    Se trata de una pistola con todos los seguros automáticos, pero pocos controles que tiene son ambidiestros. El seguro de retenida del cargador se puede cambiar de lado, por cierto, tiene forma triangular una peculiaridad identificativa de SIG SAUER. Tiene la superficie de su cara estriada y sobresale lo justo para no estorbar ni que sea activado por accidente.

    “Funnel” y cargador

    Aunque son parte de la ergonomía del arma, separamos estos elementos del apartado anterior por sus especiales características, ya que condicionan la clasificación del arma dentro de las divisiones de IPSC. En principio es un arma pensada también para IDPA, que puede ser utilizada en la división estándar de IPSC, siempre que empleemos cargadores que queden al ras del “funnel”. Estos son los de 17 cartuchos de capacidad, no los extendidos de 21 que vienen de serie con la pistola. De otra forma no es posible que esta entre en la caja oficial de comprobación de las dimensiones.

    Otra opción es desmontar el “funnel”, que se encuentra unido por un simple tornillo allen y competir en la categoría producción cargando 15 cartuchos en los cargadores. Como sabemos, este elemento típico de las pistolas deportivas, es una ayuda a la hora de embocar el cargador.


    La pistola se encuentra en la lista oficial de armas de la International Practical Shooting Confederation para dicha división, con los condicionantes antes citados.


    Cargadores metálicos de 21 cartuchos, para competir en estándar necesitaremos los de 17

    Miras

    El sistema de puntería son unas LPA Dawson Precision, fáciles e intuitivas de adquirir. Tiene un punto de mira es estrecho de fibra óptica en color verde, aunque se suministran adicionalmente filamentos de recambio, en rojo y verde. El alza, con superficie estriada para evitar reflejos, es ajustable tanto para la elevación como en deriva. Se puede observar que esta última está montada sobre una placa desmontable, que cubre un rebaje de la corredera para poder montar directamente una mini óptica de punto rojo SIG Romeo1 (23 g, 46 mm de largo y 28 mm de alto). Una circunstancia que nos permitirá participar en la nueva división OPTICS de IPSC.



    Disparador

    Este es uno de los componentes más destacados de la pistola, herencia de un camino iniciado por la P250 en el año 2007 y que parece culminar en la P320. Ese primer modelo supuso el inicio de la concepción modular de las nuevas pistolas de SIG SAUER. Esta característica de mecano se extiende a todos sus componentes y por supuesto al disparador. El mismo forma un casete, que confina todas las piezas que lo componen y lo hacen incluso transportable a otras armas del mismo modelo, pero que presentan diferente tamaño de armazón. Sin duda una ventaja importante a la hora de hacer un cambio rápido de arma por ejemplo en una competición.

    En cuanto a sus atributos, decir que tiene un corto recorrido de “take-up” de 5 mm, para encontrarse después con un pequeño “stacking” (incremento de la resistencia) justo antes de romper a 1,90 Kg en un ángulo de 90°. En una pistola destinada al tiro dinámico es algo irrelevante, sencillamente porque es inapreciable. Después de desencadenar el disparo, se produce un corto, enérgico y audible “reset”. Unas características que hacen de él, un buen disparador de serie para competir.


    La cola del disparador es recta con una gran superficie plana de apoyo, finaliza en su extremo inferior con un minúsculo “doblez”, que sirve de referencia táctil y evita que parte del dedo índice pueda engancharse entre el mismo y el guardamontes. Un gatillo recto ofrece la ventaja que no importa donde se encuentre el dedo para realizar el disparo, en algunas circunstancias concretas, por ejemplo, para manos pequeñas y en agarres altos, representa una ventaja. En general, diría que en condiciones normales, se trata de una preferencia personal frente a uno curvo tradicional.

    Desmontaje básico

    El desmontaje básico del arma es sumamente sencillo, simplemente tenemos que sacar el cargador y tirar de la corredera para dejarla sujeta por su retenida. A continuación, giraremos 90° hacia abajo la palanca de desmontaje, para posteriormente, mientras empujamos el botón de la retenida, acompañamos la corredera con la mano hacia delante.


    Desmontaje básico de la SIG SAUER P320 X-FIVE

    Prueba de campo


    Para evaluar la pistola utilizamos dos jornadas y dos tiradores, una primera de toma de contacto, conocimiento del arma y otra donde participamos con ella en una tirada de IPSC. La pistola creó gran expectación entre los participantes, ya que era posiblemente la primera que se veía en un campo de tiro en nuestro país. El comportamiento del arma, en cuanto a fiabilidad y precisión, fue impecable después de dispar aproximadamente unos 400 cartuchos, tanto munición recargada como original GECO 9 mm Luger SX con puntas de 124 grains.


    Tanto con munición GECO como con recargada no se produjeron interrupciones


    Las sensaciones que transmita la pistola son coincidentes para los dos probadores, en lo referente a que se tiene muy bien en la mano y es muy controlable, sorprende su poca relevación y retroceso. Llaman la atención, los perfectos ajustes del arma y la suavidad de funcionamiento. Gustó también su disparador en cuanto a su tacto y la capacidad de realizar doble “taps” rápidos, gracias a su relativo corto recorrido y reset, para tratarse de una pistola de aguja lanzada. Finalmente, las miras son fáciles de encarar y enrasar, la fibra óptica ayuda de sobremanera a localizar el punto rápidamente.


    RESUMEN

    SIG SAUER vuelve a acertar con la X-FIVE, es un arma fácil de usar, gracias a su buen comportamiento durante el disparo, esto la convierte en una buena pistola para cualquier tirador, pero especialmente para los noveles. Una estudiada ergonomía y un diseño específico para la competición redondean la ecuación. Pero volviendo al principio del artículo, si por algo destaca y que son sus señas de identidad, es la precisión y fiabilidad, como decía el lema publicitario empleado en EEUU, hecha para bajar al infierno y volver con éxito.

     

     


    Comentarios recibidos

    Este artículo ha recibido 0 comentarios | Comentar
    Rellene el siguiente formulario para comentar
    Captcha
    ¿No puede leerla?
    Prueba con otra palabra

    Nobel SportEspaña

    Nobel Sport España, forma parte  del grupo europeo más grande de fabricación de cartuchos de escopeta y componentes, que cuenta con plantas productivas y delegaciones en Francia, Italia, España y Portugal. Así mismo, representa la exigencia máxima de una fábrica de cartuchos, combinando tecnología avanzada y experiencia práctica. Solo así, es posible mantenerse en la élite de los fabricantes europeos.

    Más sobre Nobel Sport