Política de cookies actualizada
En esta página web empleamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies. Puede obtener más información sobre las cookies que empleamos y sobre como limitarlas en nuestra Política de Cookies.
ACEPTO
Excopesa
Buscar en la web
Inicio Limpieza de nuestro equipo de caza

Limpieza de nuestro equipo de caza

La limpieza de nuestras armas o complementos ópticos no lo debemos considerar como algo secundario, pues un mal mantenimiento de los mismos, puede desembocar en una avería de entidad. Estos consejos ayudarán a mantener el equipo como recién estrenado.
Publicada el 10/02/2015 | Comentarios: 0 | Comentar

    Desde hace tiempo, una de las situaciones tristemente sufrimos de forma más habitual es la recepción de rifles y óptica, recibida incluso desde armerías, que a su vez han recibido de usuarios finales, para su reparación. Y al revisarlas para determinar la “reparación” que necesitan, vemos el estado tan lamentable en el que llegan, que no evidencia otra cosa, que lo mal que han sido tratados.

    Por regla general los productos que vendemos son caros y, por eso mismo, tenemos tendencia a pensar que el usuario tendrá buen cuidado en su uso. Aunque son productos resistentes y fuertes que responden perfectamente en las todas las situaciones, requieren un adecuado mantenimiento.
    Sin embargo la experiencia nos dice que es justo lo contrario. Por ser caros y prestigiosos se presumen que deben soportar todo, incluso el uso indebido.


    Así, muchos Zeiss recibidos y también algunas armas presentan claros signos de maltrato continuado. 
    No vamos ya a hablar de pensar en leer el manual de instrucciones...

    Un rifle con visor o sin visor, no se puede (bueno no se debe, porque de hecho hacer se hace) dejar en cualquier parte donde se pueda caer ridículamente. Una caída es un golpe y depende de lugar del impacto, una posible avería.

    Un rifle, con o sin visor, no puede usarse de bastón o de herramienta para abrir boquetes entre las ramas y los arbustos. Y ya sea con o sin visor, pensar que guardarlo sucio y /o mojado en
    la funda sin más, no provoca efectos y cuando vayamos a usarlo tres meses después nos lo encontremos limpio y brillante. Suerte tendremos si no está totalmente oxidado.

    Cada rifle tiene una forma particular de limpiarse. Limpiar un rifle, puede tardarse entre 2 y 10 minutos, depende del rifle y su mecanismos ya que no es lo mismo un rifle de cerrojo que un rifle
    semiautomático. Pero lo que nunca se puede tardar es 10 segundos.

    ¿Por qué decimos 10 segundos?
    Aquí llegan demasiados rifles supuestamente averiados o con problemas de precisión cuando realmente lo único que están son SUCIOS. Por ignorancia o costumbre, muchos cazadores, para “limpiarlos” y favorecer su funcionamiento, lo que hacen es echar aceite sobre la suciedad. Conclusión, mayor suciedad acumulada.


    Pero no os asustéis, o consolaos, puesto que comentándolo con Blaser y Sauer, sucede lo mismo en Alemania. Fruto de su experiencia y hartos de limpiar que no de reparar, claramente especifican en la garantía que ésta no cubre la limpieza del arma. Es que mandar un rifle para reparación cuando lo que necesita es limpieza, no deja de ser algo chocante.

    En el caso de la óptica ocurre lo mismo, aunque es mucho peor. Con un visor sucio, el usuario tiende a limpiarlo con un pañuelo de papel, la camisa y sólo en casos muy específicos con gamuzas ópticas o toallitas especiales.

    Si el ocular u objetivo está sucio de huellas digitales o grasa, las gamuzas ópticas o los pañuelos especiales harán perfectamente su función. No así unos pañuelos de papel o la camisa, que
    quitará la suciedad aparentemente, pero dejará secuelas, pequeñas, pero secuelas en la óptica que está perfectamente tratada para su máximo rendimiento. Exactamente lo mismo que unas buenas gafas correctoras actuales.

    Pero si tienen polvo o suciedad tipo arena o barro, el problema es distinto y muy delicado. Si limpiamos este polvo o barro con la gamuza especial o los pañuelos ópticos, lo que haremos será
    RALLAR los oculares o los objetivos. El polvo o el barro actuarán como una LIJA en el frotamiento.

    Por ello si el visor o el prismático están sucios de polvo o de barro, tenemos dos soluciones. Quitar esta suciedad con sopladores de aire que hay en las ópticas o pasar el visor o el prismático por un grifo para que el agua arrastre la suciedad. La óptica actual aguanta perfectamente que se pase por debajo del grifo el producto óptico sin que exista riesgo de humedad interna. Una vez que se haya eliminado esta suciedad del producto, podremos limpiar el objetivo o el ocultar con la gamuza óptica o el pañuelo especial que hemos apuntado antes.

    Tristemente, de forma muy frecuente tenemos que argumentar estos conceptos sobre ante un cliente muy enfadado, que insiste en que nunca ha rallado el producto. Y será verdad que nunca lo ha rallado conscientemente, pero costumbres adquiridas sin pensar, no llevan a este tipo
    de situaciones.

    Conocer las características del producto, tratarlo con el debido cuidado siguiendo las instrucciones del fabricante y conocer las condiciones de garantía, es imprescindible para conservar armas o
    una pieza óptica Premium en perfecto estado y garantizar su bien conocida durabilidad y hacer posible que puedan ser heredadas por nuestros nietos.


    Ahora que acaba la temporada general de caza, no descuidar el equipo, revisarlo, limpiarlo y actualizarlo antes de que empiecen los recechos primaverales sería muy recomendable para evitar
    sorpresas.

    Comentarios recibidos

    Este artículo ha recibido 0 comentarios | Comentar
    Rellene el siguiente formulario para comentar
    Captcha
    ¿No puede leerla?
    Prueba con otra palabra

    Nobel SportEspaña

    Nobel Sport España, forma parte  del grupo europeo más grande de fabricación de cartuchos de escopeta y componentes, que cuenta con plantas productivas y delegaciones en Francia, Italia, España y Portugal. Así mismo, representa la exigencia máxima de una fábrica de cartuchos, combinando tecnología avanzada y experiencia práctica. Solo así, es posible mantenerse en la élite de los fabricantes europeos.

    Más sobre Nobel Sport